Definición de una clara oportunidad de gol (14:1)

En lo que se refiere a la Regla 14:1, una clara oportunidad de gol existe cuando:

  1. un jugador que ya tiene el balón y el control de su cuerpo en la línea del área de portería contraria, tiene la oportunidad de marcar gol sin que ningún contrario pueda impedir el lanzamiento por métodos reglamentarios;
  2. un jugador, que tiene el balón y el control de su cuerpo, está corriendo (o botando) solo hacia el portero en un contraataque, sin que ningún otro contrario sea capaz de ponerse delante de él y parar el contraataque;
  3. un jugador está en una situación que corresponde a los apartados anteriores (a) ó (b), pero todavía no tiene el control del balón aunque está listo para una inmediata recepción; los árbitros deben estar convencidos de que ningún jugador contrario podrá ser capaz de impedir la recepción del balón por métodos reglamentarios;
  4. un portero ha abandonado su área de portería y un jugador contrario, con el balón y el control de su cuerpo, tiene una clara oportunidad, sin estorbo, de lanzar el balón a la portería vacía (esto también es de aplicación si los defensores están situados en posiciones entre el lanzador y la portería, pero entonces los árbitros deben tener en cuenta la posibilidad de que estos jugadores intervengan de manera legal).