Interrupción por parte del cronometrador (18:1)

Si un cronometrador interrumpe el juego debido a un cambio antirreglamentario

o una entrada ilegal de acuerdo con las reglas 4:2-3, 5-6, el juego se reanudará con un golpe franco a favor de los contrarios, normalmente en el lugar de la infracción. Sin embargo, si el balón estuviera en una posición más favorable para los contrarios en el momento de la interrupción, entonces el golpe franco debería hacerse desde aquel lugar (ver regla 13:6, 3º y 4º párrafos).

En el caso de que se produzcan tales infracciones, el cronometrador interrumpirá el juego inmediatamente, sin considerar las reglas generales de ley de ventaja que se expresan en los apartados 13:2 y 14:2. Si se frustra una clara oportunidad de gol por causa de una interrupción de este tipo, y cuando ésta es causada por una infracción por parte del equipo defensor, se deberá conceder un lanzamiento de 7 metros de acuerdo con la Regla 14:1a.

Si se trata de otro tipo de infracciones que deban ser comunicadas a los árbitros, el cronometrador debería esperar normalmente hasta la siguiente interrupción del juego. Si el cronometrador, no obstante, interrumpe el juego, tal intervención no puede llevar a la desposesión del balón. El juego será reanudado con un golpe franco para el equipo que estaba la posesión del balón en el momento de la interrupción. Sin embargo, si la interrupción fue causada por una infracción por parte del equipo defensor, y los árbitros juzgan que la interrupción prematura frustró una clara oportunidad de gol para los contrarios, deberá concederse un lanzamiento de 7 metros de acuerdo con la Regla 14:1b. Como principio general, las infracciones observadas y comunicadas por el anotador/cronometrador (excepto las Reglas 4:2-3, 5-6) no implican sanciones disciplinarias personales.

Las condiciones para conceder un lanzamiento de 7 metros de acuerdo con la regla 14:1a, indicadas en el segundo párrafo anterior, también se aplican en caso de que un árbitro o delegado técnico (de la IHF o de una federación nacional o continental) interrumpa el juego por una infracción que lleva a una advertencia verbal o a una sanción disciplinaria contra un jugador o un oficial del equipo defensor, en el momento en que el equipo en posesión del balón tiene una clara oportunidad de gol.

Reglamento relativoa la zona de cambios

  1. Las zonas de cambio están situadas fuera de la línea de banda, a la izquierda y derecha de la extensión de la línea central, hasta el final de los banquillos respectivos de cada equipo, y también detrás de los banquillos si hay espacio (Reglas de juego: Gráfico 1).

    Los reglamentos para los eventos de la IHF y de las federaciones continentales ordenan que los banquillos de los equipos estén a una distancia de 3,5 metros de la línea central. Esta recomendación también es válida para los partidos de todos los demás niveles.

    No se pueden colocar objetos de ningún tipo en la línea de banda frente a los banquillos de los equipos (al menos en una distancia de 8 metros de la línea central).

  2. Solamente los jugadores y los oficiales de equipo que figuran en el acta del partido están autorizados a permanecer en la zona de cambio (Reglas 4:12).

    Si se necesita un intérprete, éste debe situarse detrás del banquillo del equipo.

  3. Los oficiales de los equipos en la zona de cambio deben estar totalmente vestidos con ropa civil o deportiva.

  4. El cronometrador y el anotador ayudarán a los árbitros a vigilar la ocupación de la zona de cambio antes y durante el partido.

    Si antes del partido se produce alguna infracción de las reglas relativas a la zona de cambio, el partido no podrá empezar hasta que se haya solucionado dicha infracción. Si se infringen estas reglas durante el partido, el partido no podrá continuar después de la siguiente interrupción hasta que el problema esté resuelto.

  5. Los oficiales de equipo tienen el derecho y la obligación de controlar y dirigir a su equipo también durante el partido, siempre y cuando lo hagan con espíritu deportivo y limpio, de acuerdo con las reglas. En principio, deberían estar sentados en el banquillo.

    Sin embargo, a los oficiales les está permitido moverse dentro de la zona de cambio, específicamente para:

    • dirigir los cambios de jugadores;
    • dar consejos tácticos a los jugadores en el terreno de juego o en los banquillos;
    • proporcionar cuidados médicos; x.solicitar un time-out de equipo;
    • comunicarse con el cronometrador/anotador: esto sólo es aplicable al oficial responsable de equipo y únicamente en situaciones excepcionales (ver Regla 4:2).

    En cualquier momento, sólo un oficial por equipo está autorizado a moverse dentro de la zona de cambio. Además, el oficial de equipo que se mueve debe respetar los límites de la zona de cambio, tal como están definidos en el punto nº 1 del apartado anterior. Igualmente, el oficial de equipo no debe obstruir el campo de visión del cronometrador y anotador.

    En principio, los jugadores en la zona de cambio deben permanecer sentados en el banquillo.

    Los jugadores sin embargo están autorizados a:

    • moverse detrás del banquillo para calentar, con la condición de que haya suficiente espacio y no molesten.

    Los oficiales de equipo y los jugadores no están autorizados a:

    • estorbar o insultar a los árbitros, anotador/cronometrador, jugadores, oficiales de equipo o espectadores, protestando o manteniendo una actitud provocativa o antideportiva (ya sea verbalmente o con gestos o expresiones faciales);
    • abandonar la zona de cambio con el fi de influir en el juego;
    • quedarse de pie o moverse en la línea de banda durante el calentamiento.

    En general, se espera que los oficiales de equipo y los jugadores permanezcan dentro de la zona de cambios de su equipo. Sin embargo, si un oficial de equipo abandona la zona de cambios y se sitúa en otra posición, pierde el derecho a dirigir a su equipo y tiene que volver a la zona de cambios para recobrar ese derecho.

    Generalmente, los jugadores y oficiales de equipo permanecen bajo la jurisdicción de los árbitros a lo largo del partido, y las reglas normales para las sanciones disciplinarias también son de aplicación si jugador u oficial deciden ocupar una posición fuera del terreno de juego y fuera de la zona de cambios. Por consiguiente, las conductas antideportivas, conductas antideportivas graves y las agresiones serán sancionadas de la misma manera que si la infracción hubiera tenido lugar en el terreno de juego o en la zona de cambios.

  6. Si se infringe el Reglamento relativo a la zona de cambio, los árbitros deben actuar de acuerdo con las reglas 16:1c, 16:3c-d o 16:6a, c (amonestación, exclusión, descalificación).

  7. En caso de que los árbitros no vieran una infracción a la Reglas de la zona de cambio, tienen que ser informados de ello por el anotador/cronometrador durante la siguiente interrupción de juego.

    Los Delegados Técnicos de la IHF., Federación Continental o Federación Nacional que estén en funciones durante un partido, están autorizados a llamar la atención de los árbitros (durante la siguiente interrupción de juego) sobre una posible violación de las reglas o infracción del Reglamento de la Zona de Cambio (excepto en el caso de decisiones tomadas por los árbitros que estén basadas en sus observaciones de los hechos).

    En estos casos, el juego debe ser reanudado con el lanzamiento correspondiente dependiendo de la situación del juego.

    Sin embargo, si el Delegado Técnico de la IHF (o de la Federación Continental o Nacional) juzga necesario interrumpir el juego inmediatamente por una infracción de un equipo, la reanudación se hará con posesión del balón para los contrarios (golpe franco o en caso de una clara oportunidad de gol, un lanzamiento de 7 metros).

    El jugador u oficial que comete la infracción debe ser sancionado por los árbitros; los detalles serán anotados en el acta de partido.

  8. Si los árbitros no toman ninguna decisión en relación con una infracción a las Reglas de la Zona de Cambio, incluso después de haber sido advertidos de ello, el Delegado Técnico de la IHF. (o de la Federación Continental o Nacional) debe presentar un informe ante las autoridades competentes (por ejemplo, el Comité de Disciplina). Estas autoridades deben pronunciarse sobre los acontecimientos ocurridos en la zona de cambio y sobre la actitud de los árbitros.

Página 30 de 31« Primera...1020...2728293031