9. El árbitro (umpire)

Árbitro de béisbol o umpire

Árbitro (umpire)

9.01 (a) El presidente de la Liga designará a uno o más árbitros (umpires) para actuar oficialmente en cada juego de campeonato de la liga. Los árbitros serán los responsables de que el juego se desarrolle en concordancia con estas reglas oficiales y que se mantenga la disciplina y el orden en el campo de juego durante el partido.(b) Cada árbitro (umpire) es el representante de la liga y del baseball profesional, y está autorizado y obligado a hacer respetar todas estas reglas. Cada árbitro tiene la autoridad para ordenarle a un jugador, coach, mánager o abstenerse de realizar cualquier acto que afecte la aplicación de esta regla, y a imponer las sanciones prescritas.

(c) Cada árbitro (umpire) tiene la autoridad para descalificar a cualquier jugador, coach, mánager o sustituto por protesta r sus decisiones y por asumir una conducta antideportiva o utilizar un lenguaje inapropiado, y podrá expulsar del terreno a la persona que incurra en ello. Si un árbitro descalifica a un jugador mientras esté desarrollando una jugada, no se aplicará dicha descalificación hasta tanto no haya posibilidad de más acciones en dicha jugada.

(d) Cada árbitro (umpire) tiene la autoridad para descalificar a cualquiér jugador, coach, mánager o sustituto por protestar sus decisiones o por asumir una conducta antideportiva o utilizar un lenguaje inapropiado, y podrá expulsar del terreno a la persona que incurra en ello. Si un árbitro descalifica a un jugador mientras esté desarrollando una jugada, no se aplicará dicha descalificación hasta tanto no haya posibilidad de más acciones en dicha jugada.

(e) Cada árbitro (umpire) tiene autoridad discrecional de expulsar del campo de juego a (1) cualquier persona cuyas ocupaciones lo autoricen a estar en el campo de juego, tales como personal de mantenimiento, acomodadores, fotógrafos, periodistas, miembros de las transmisiones de radio o TV, etc., (2) Cualquier espectador u otra persona no autorizada para estar en el campo de juego.

9.02 (a) Cualquier decisión de los árbitros que sea a criterio, tales como, pero sin ser limitativas, de que si un batazo fue fuera o foul, o si un lanzamiento fue strike o bola, o si un corredor fue out o safe, es inapelable. Ningún jugador, coach, mánager o sustituto, podrá objetar tales decisiones de apreciación.

Los jugadores que dejen su posición a la defensiva o de sus bases, o mánager o coach que salgan del banco, o coaches que salgan de su caja de coach, para discutir sobre BOLAS Y STRIKES, no se les permitirá hacerlo. Deben ser advertidos, si comienzan a protestar, de la sentencia de continuar haciéndolo se les expulsará del juego.

(b) De existir una duda razonable de que una decisión del árbitro pueda estar en conflicto con estas reglas, el mánager puede apelar la decisión y exigir que se aplique la reglamentación correcta. Este tipo de apelación solo le será hecha al árbitro que realizó la decisión protestada.

(c) Si se apela una decisión, el árbitro que esté decidiendo puede consultar con otro árbitro (umpire) antes de tomar su decisión final. Ningún árbitro debe criticar, a menos que lo haya solicitado el otro árbitro.

El mánager o el receptor pueden pedirle al árbitro principal solicitar ayuda a sus compañeros para determinar sobre si el bateador hizo un medio swing sobre un lanzamiento, cuando el árbitro principal haya cantado `bola´, pero no podrá hacerse cuando dicho lanzamiento haya sido cantado `strike´. El mánager no podrá quejarse de que el árbitro haya hecho una sentencia inaporpiada, sino solamente indicarle que no consultó a su compañero para pedirle su ayuda. Los árbitros del resto del campo deben estar alertas y responder rápidamente a la consulta que les haga el árbitro principal. Los mánagers no podrán protestar una sentencia de bola o strike bajo el pretexto de pedir información sobre un medio `swing´.

Las apelaciones que se hagan sobre un medio `swing´, sólo se podrán hacer cuando se cante una bola, y cuando ello se haga el árbitro principal consultará al árbitro de bases para conocer su juicio al respecto. Si el árbitro de bases considera que el lanzamiento fue strike, dicha decisión prevalecerá.

Los corredores de bases deben estar alerta y pendientes de la posibilidad de que el árbitro de bases, al ser consultado por el árbitro principal, pueda cambiar la sentencia `bola´ por la de `strike´, en cuyo evento el corredor estaría en peligro de ser puesto out por un tiro del receptor (catcher). Así mismo, el receptor debe estar alerta en una situación de robo, si una pelota cantada bola se cambia por strike or el árbitro de base.

Cuando hay apelación por un `medio swing´, la pelota sigue en juego.

Si el mánager sale a protestar por un `medio swing´ sea con el árbitro de la primera o de la tercera y después de que le advierte, continúa en su protesta, puede ser expulsado de juego ya que ésta es una jugada de apreciación y por tanto no admite discusión.

(d) Ningún árbitro (umpire) se puede cambiar durante un juego a menos de que sea por lesión o enfermedad.

9.03 (a) Si solamente ha sido designado un solo árbitro (umpire) éste tendrá la jurisdiccion completa de la administración de estas reglas. Puede ubicarse en cualquier posición del terreno que le permita cumplir con sus funciones (usualmente detrás del receptor pero algunas veces detrás del lanzador cuando hay corredores en base).

(b) Si hay dos o más árbitros (umpires) se designará a uno de ellos como árbitro principal (chief umpire) y los demás serán árbitros auxiliares.

9.04 (a) El árbitro principal (chief umpire) se coloca detrás del receptor (usualmente se le llama árbitro del home). Sus deberes serán los siguientes:

(1) Asumir la dirección y ser responsable, del correcto desarrollo del juego.

(2) Cantar y llevar la cuenta de las bolas y strikes.

(3) Cantar y decretar las pelotas fair y foul excepto aquellas que comúnmente están a cargo de los árbitros auxiliares.

(4) Hacer todas las decisiones con respecto al bateador.

(5) Hacer todas las decisiones excepto aquellas que comúnmente están reservadas a los árbitros auxiliares.

(6) Decidir cuando un juego debe ser confiscado (forfeit).

(7) Si se ha fijado un límite de tiempo, debe anunciarlo antes de iniciarse el juego.

(8) Informar al anotador oficial, la alineación (orden de bateo) y cualquier otro cambio en ella, al serle solicitado.

(9) Anunciar las reglas especiales de terreno a su discreción.

(b) Un árbitro auxiliar puede tomar la posición en el terreno de juego que a su juicio sea la mejor, para dar decisiones en las bases. Sus deberes son:

(1) Efectuar todas las decisiones en las bases excepto aquellas que estén reservadas específicamente al árbitro principal.

(2) Tener autoridad concurrente con el árbitro principal en lo que se refiere a cantar tiempo, balk, lanzamientos ilegales, y deterioro de la pelota ocasionado por cualquier jugada.

(3) Ayudar al árbitro principal en todo para hacer cumplir, con excepción de la declaratoria de confiscación (forfeit) y tendrá igual autoridad que el árbitro principal para hacer cumplir estas reglas y mantener la disciplina.

(c) Si en un juego se han hecho diferentes decisiones por árbitros diferentes, el árbitro principal convocará a consulta a todos los árbitros auxiliares sin la presencia de los mánagers o jugadores. Después de la consulta el árbitro principal (a menos de que el presidente de la Liga haya designado a otro árbitro) será quien determine cuál es la decisión que prevalece, basándose en cuál árbitro se encontraba en la mejor ubicación y cuál de las decisiones era la aparentement más correcta.

El juego continuará como si sólo se hubiese producido la decisión que fundamentalmente fue tomada.

9.05 (a) el árbitro reportará (informará) al presidente de la Liga, en un plazo de 12 horas después de haber finalizado el juego, todas las violaciones de las reglas, y otros incidentes que estime conveniente comentar así como las razones que tuvo para expulsar del juego a un entrenador, mánager, coach o jugador.

(b) Cuando cualquier entrenador, mánager, coach o jugador sea expulsado del juego por una flagrante ofensa, tales como el uso de lenguaje obsceno o indecente, asalto a un árbitro, entrenador, mánager, coach o jugador, el árbitro debe informar al presidente de la Liga, dentro de un lapso de cuatro horas después de finalizado el partido, todos los detalles de lo ocurrido.

(c) Después de haber realizado el reporte del árbitro de que un entrenador, mánager, coach o jugador fue expulsado de un juego, el presidente de la Liga deberá imponer las sanciones que a su juicio se justifiquen, y lo notificará a la persona sancionada y al mánager del equipo al cual pertenezca dicha persona. Si la sanción contempla el pago de una multa, la persona sancionada deberá pagarle a la Liga dentro de los cinco días siguientes después de haber sido notificado. La falta de pago oportuno, dentro del lapso señalado, ocasionará que el sancionado no pueda participar en ningún juego y le será prohibido sentarse en el banco durante un juego, hasta tanto la multa sea pagada.

INSTRUCCIONES GENERALES PARA LOS ARBITROS (UMPIRES)

Los árbitros (umpires) que estén actuando en el campo de juego, no deberán inmiscuirse en conversaciones con los jugadores; mantenerse fuera de las cajas de coach y no conversar con el coach que se encuentre desempeñando sus funciones propias.

Deben mantener su informe en buenas condiciones y estar activos y alertas en el campo de juego.

Ser cortés con los directivos de equipos, evitar hacer visitas a las oficinas del equipo y familiarizarse con los empleados y encargados de los equipos, (cuando entran a un estudio, su única misión es la de servir de árbitro en un juego y actuar como el representante del beisbol.

No permitir que las críticas le impidan estudiar cuidadosamente aquellas situaciones conflictivas que pudieren llevar a que un juego sea protestado. Llevar siempre consigo el libro de reglas durante el desempeño de sus funciones. Es mejor consultar las reglas y mantener un compás de espera de diez minutos para decidir sobre un problema complejo, que llevar a que un juego sea anulado y se tenga que repetir.

Mantener el juego en movimiento. A menudo un juego queda mejor por el trabajo enérgico y esforzado de los árbitros.

Los árbitros son los únicos representantes oficiales en el terreno de juego. Muchas veces resulta ser un trabajo exigente que requiere el ejercicio de mucha paciencia y buen juicio, pero no deberá olvidar que el punto esencial del trabajo para resolver una situación difícil es la de mantener su propio temperamento bajo control.

No deben dudar que pueden cometer errores, pero nunca deben tratar de `emparejar´ después de haber hecho una decisión errada. Deben tomar sus decisiones tal como las observan y olvidarse de cual es el equipo local o el visitador.

Mantener su vista todo el tiempo sobre la pelota mientras ésta está en juego. Es mucho más importante ver donde cayó un elevado (fly ball), o donde finalizó una pelota lanzada, que por ejemplo darse cuenta si algún bateador dejo de pisar una base. No deben cantar las jugadas con demasiada prisa no voltearse rápidamente cuando un fildeador está lanzando para completar un doble out. Mantenerse alerta con respecto a las pelotas que se le hayan podido caer a un fildeador después que haya declarado a un corredor out.

No deben venir corriendo con las manos en alto o abajo señalando `out´ o `safe´, sino esperar que se complete la jugada antes de hacer cualquier gesto.

Cada equipo de árbitros debe trabajar con un grupo de señas sencillas, de tal forma que un árbitro se pueda dar cuenta de ue cometió un error y pueda corregirlo oportunamente. Cuando el árbitro esté convencido de que su decisión fue la correcta no debe dejarse `cayapear´ por kos jugadores que le dicen `pregúntele a otro árbitro´, de no estar seguro, debe preguntale a uno de sus colegas, no obstante no debe llevar esto al extremo de hacer consultas a cada rato; debe siempre estar alerta y cantar sus propias jugadas. Pero debe recordar que lo principal es dar decisiones correctas. Si tiene dudas no debe titubear de hacer consultas. La dignidad del árbitro es muy importante pero nunca es más importante que la decisión sea la correcta.

Una regla muy importante para los árbitros (umpires) es la de estar siempre `EN POSICION DE VER CADA JUGADA´. Aun cuando su decisión sea cien por ciento acertada, los jugadores siempre cuestionarán que no estaba colocado para poder ver la jugada en forma clara y definida.

Finalmente, el árbitro debe ser cortés, imparcial y firme, y de esa forma atraerse el respeto de todos

Página 10 de 11« Primera...7891011