Bicicleta de pista

Bicicleta de pista

La bicicleta de pista

Su característica fundamental es que no tienen frenos, sino un sistema de piñón fijo que hace que se frene aplicando gradualmente menor presión en el pedaleo, nunca dejando de pedalear de manera brusca. Es por ello que no tiene manetas de frenos.

Tiene un solo plato en el eje central y un solo piñón en el engranaje trasero. Es por esto que no tienen cambios, a diferencia de las bicicletas de ruta, y por ende, tampoco tienen desviador, que es el aparato que permite cambiar de un plato a otro en las bicicletas que tienen más de un plato.

Tampoco tienen soporte para llevar líquido, pues está prohibido en las carreras de pista.

El manubrio es curvo, igual al de otras bicicletas, pero sin soportes para frenos.

Las ruedas pueden ser de aluminio, titanio o carbono. El diámetro está entre 66 y 68 centímetros. La coraza es de 27 mm, y se utilizan llantas ligeras o tubulares, cuyo peso oscila entre 150 y 180 g para disminuir la fricción con la madera o cemento.

La longitud máxima de la bicicleta de pista es de 2 m, y pesa entre 7 y 8.5 kg. El marco es triangular, y el sillín es igual al de cualquier bicicleta, no tiene características particulares.

Partes de la Bicicleta de Pista

La bicicleta moderna está principalmente conformada por los siguientes elementos:

El marco es el esqueleto o soporte de los demás elementos que conforman la bicicleta. Se construyen en diferentes tallas o medidas y están fabricados en materiales variados, desde los más pesados y resistentes como el acero, hasta los más ligeros de aluminio, titanio o fibra de carbono.

Estas características hacen que haya una gran variedad de precios y calidades.

La dirección, formada por el manillar y la orquilla) Elemento propio para conducir la bicicleta. También hay diversas calidades y precios en el mercado y su ajuste y conservación son muy importantes para la seguridad del ciclista. El sillín es donde se sienta el ciclista. Los hay de diversos tipos, calidades y formas para que se adapte a la anatomía del deportista. Los sillines modernos de uso masculino, llamados antiprostáticos, tienen un orificio que evita que haya presión en la próstata del ciclista, evitándole inflamaciones y problemas.

Las ruedas son el elemento que más ha evolucionado en la bicicleta. Las hay de radios, de aspas (que suelen tener tres bastones, son más ligeras y permiten pedalear con menos esfuerzo), o lenticulares, que son más pesadas puesto que están cerradas completamente por una fibra, pero que gracias a su diseño evitan la fricción y resistencia del viento, reduciendo así la energía necesaria para adquirir velocidad.

Los pedales accionan las ruedas por medio de una cadena, dotando a la bicicleta de movimiento. Los más modernos tienen un sistema de agarre automático al calzado del ciclista, ofreciendo la ventaja de soltarse fácilmente en caso de caída. La caja de pedales está ubicada en el eje y el plato, y es la que proporciona la potencia a la rueda trasera por medio de la cadena.

Otros aspectos importantes:

Ángulo de dirección: Este ángulo es determinante en el comportamiento de la bicicleta, ya que en direcciones de las bicicletas de pista (donde se pueden ver Ángulos por encima de los 78 grados), y los cuadros donde tenemos que en las Horquillas casi paralelas al suelo

Ángulo del sillín: afecta enormemente el comportamiento y la ergonomía.

Cuanto más agresivo sea el ángulo de sillín, más se favorece la cadencia de pedaleo gracias a la posición adoptada.

Ciclista: Posición de pedaleo del ciclista, Tracción de la rueda trasera, Reparto Mayor sea el ángulo, mas vertical será el tubo de dirección . Se considera que se tiene una posición óptima de pedaleo cuando, con las bielas paralelas al suelo, una línea imaginaria perpendicular al piso cruza el eje del pedal y la rodilla.

Más retrasados vayamos tendremos una posición que favorecerá la potencia .

Longitud de las vainas: las vainas son los tubos que unen el eje del pedalier con el eje de la rueda trasera. Cuanto más cortas son, ofrecen mayor tracción, maniobrabilidad, y mejor transferencia de la fuerza de pedaleo a la transmisión. Sin embargo hará más corta la distancia entre los ejes, aminorando el radio de giro y restando estabilidad a alta velocidad; esto puede compensarse con una mayor longitud del tubo superior.

Longitud del tubo superior: este valor determina, principalmente, la postura del ciclista, el reparto de peso y la distancia entre ejes, permitiendo compensar valores de vainas muy cortas, etc. Cuanto mayor sea este valor, más agresiva será la postura.

Longitud del tubo de la dirección: esta medida afecta la posición; mientras más largo sea el tubo, más erguida será la posición del ciclista, lo que puede causar dolor de cuello y espalda. Si el tubo es corto y el manubrio queda más abajo que el sillín, el ciclista adoptará una postura más aerodinámica, lo que favorecerá el avance.