Artículo 13: El papel del árbitro (ver el Prólogo)

13.1 El árbitro se cuidará de que se cumplan estrictamente las Leyes del Ajedrez.

13.2 El árbitro actuará en el mejor provecho de la competición. Se asegurará de que se mantengan unas buenas condiciones de juego y de que los jugadores no sean molestados. Supervisará el desarrollo de la competición.

13.3 El árbitro observará las partidas, especialmente cuando los jugadores estén apurados de tiempo, exigirá el cumplimiento de las decisiones que haya adoptado y, cuando corresponda, impondrá sanciones a los jugadores.

13.4 El árbitro puede aplicar una o más de las siguientes sanciones:

  1. una advertencia;
  2. aumentar el tiempo de reflexión que disponga el adversario;
  3. reducir el tiempo de reflexión que disponga el infractor;
  4. decretar la pérdida de la partida;
  5. reducir la puntuación obtenida en una partida al infractor;
  6. aumentar la puntuación obtenida en una partida por el adversario, hasta el máximo posible para dicha partida;
  7. la expulsión de la competición.

13.5 El árbitro puede conceder tiempo adicional a uno o ambos jugadores en caso de desorden ajeno a la partida.

13.6 El árbitro no puede intervenir en una partida excepto en los casos descritos en las Leyes del Ajedrez. No indicará el número de jugadas realizadas, excepto en aplicación del Artículo 8.5 cuando al menos una de las banderas haya caído. El árbitro se abstendrá de informar a un jugador de que su adversario ha realizado una jugada o de que no ha pulsado su reloj.

13.7

  1. Los espectadores y jugadores de otras partidas no pueden hablar o interferir de cualquier otro modo en una partida. Si fuera necesario, el árbitro puede expulsar del recinto de juego a los infractores.
  2. Está prohibido para cualquiera el uso de teléfonos móviles en el recinto de juego y en cualquier otra zona designada por el árbitro.
Página 14 de 21« Primera...1213141516...20...Última »